Los riesgos del exceso de caridad

      No hay comentarios en Los riesgos del exceso de caridad

La caridad se considera una de las tres virtudes teologales que se suma a la esperanza y la fe. Muchas personas sienten la satisfacción de ser caritativo y ayudar al prójimo de muchas maneras.

caridad

Los riesgos del exceso de caridad.

Cuando se habla de caridad se resalta las buenas intenciones y acciones de una persona para favorecer a otra. También es importante analizar las causas que llevan a alguien a depender de la caridad. Cuando ocurre por sucesos trágicos como una guerra, inundaciones, sismos, etcétera. Es comprensible y prácticamente un deber humano, brindar el mayor apoyo para que la gente puede recuperar su ritmo de actividades cotidiano.

Los riesgos del exceso de caridad:

  • Implica atar el poder personal:

Mucha gente insiste en el exceso de caridad, porque se observa una gran pobreza en el mundo. Aunque las intenciones son buenas, esto acarrea un grave problema y es que se les resta poder personal a muchos individuos, hay quienes están convencidos que no pueden salir adelante por sus propios medios y eso es totalmente falso. En el libro que habla sobre la construcción de CREENCIAS POSITIVAS de Steve Alpizar, comprenderás cuáles son los criterios más importantes para controlar cada aspecto de tu existencia y lograr todo lo que quieras en la vida. Al leer este libro estarás completamente seguro que eres un ser ilimitado y que solo necesitas hacer un trabajo en ti mismo para lograr éxito, amor, paz, riqueza, felicidad y plenitud. Esta información te motivará a salirte por completo del rol de víctima y saber con certeza que tienes un poder excepcional.

  • Puede ser la causa de la proliferación de mayor conformismo e irresponsabilidad:

En los casos en que se utiliza la caridad para solventar muchos de los problemas de las personas, también se está proliferando un mayor conformismo y la irresponsabilidad, algo que ha ocurrido con bastante frecuencia en Latinoamérica y también en otros lugares del mundo. Un adagio popular dice “lo que no cuesta, no se valora”. Algo que es muy cierto en la mayoría de los casos, entonces la caridad no debería sustituir el valor del trabajo y el sacrificio.

  • Existe el riesgo de volverse un mal hábito:

Todas las personas hemos necesitado la caridad en un momento, ya sea con un consejo, palabras de ánimo, recursos materiales, etcétera. Esto es muy bueno, lo inapropiado es fomentar el mal hábito, donde no se quiera hacer un esfuerzo personal importante para lograr un objetivo, sino que se esté constantemente se esté esperando la ayuda de otros.

Share

Entradas Relacionadas

5.00 avg. rating (99% score) - 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *